Para que

Escribo para mi,
para no volverme loco.
Para no salir a decirles lo que pienso.

Escribo para tener un lugar del cual agarrarme cada vez que necesito salir a flote.
O para hundirme con asistencia guiada.

Escribo para tener una excusa y no salir de mi casa,
para ser dueño de un secreto que solo yo conozco.
Escribo porque hablo mejor con mis manos que con mi boca.

Porque al escribir soy dueño de medir lo que digo.
Porque este mundo es mejor leerlo.

Escribo sobre lo poco que conozco.
Sobre mí.
Escribo en la búsqueda del verso mas hermoso.

8 comentarios:

EMPERADOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS dijo...

Una vez hace mucho tiempo, cuando intentaba escribir una novela, alguien me dijo:
"un buen escritor, siempre escribe sobre lo que sabe"... esto es lo que se... siempre que salga desde dentro nuestro, vale la pena ponerlo por escrito, asi no tengamos nada interesante que decir...

buen post.

val dijo...

te leo y me leo

val dijo...

gracias por el dato de buscaglia...
Indagaré de qué se trata y después le cuento...

ah...y coincido absolutamente:
el amor es un bicho egoísta...pero lamentable o afortunadamente, no lo sé,somos bastantes vulnerables a él.caemos rendidos como hojas de otoño

saludossss

RoY dijo...

Mediante rutas de virtualidad, el viento energetico soplo hasta este puerto. Sorprendido me saco el sombrero ante ud. Me identifiqué y quizas si entra a mi blog y lee el primer escrito que dejé en él, puede que encuentre un paralelo de sentimientos.
Lo invito...es muy bienvenido y gracias por el tiempo que valio la pena en sus escritos.
RoY

no tan iguales dijo...

"hablo mejor con mis manos que con mi boca". Qué bien dicho.

Loco Dulce De Leche dijo...

AH TE JURO POR DIOS QUE ESAS PALABRAS ESTAN EN MI BLOG.... ME SIENTO MUY IDENTIFICADA!!! SI QUERES PASA Y LEE EL POST SE LLAMA DEDOSLENGUAS!

SALUDOS CAROLINA

nebulosa dijo...

Me falta escribir sobre mi para entenderte totalmente.

La Luna dijo...

Quizás todos los que escribimos lo hacemos por eso. O porque el mundo que uno escribe es nuestro invento, y eso a veces tranquiliza.
O porque en lo que uno escribe también pueden leerse las cosas que somos, y que incluso a veces ni nosotros sabemos. O siempre supimos, y en algún lado hay que contarlo.

De más está decir que entiendo mucho de que hablás...
Besos