Amor

Cuando crezca,
voy a dedicarme a plantar flores en mi patio.
A levantarme temprano por las mañanas, y esperar tu llegada, tu sonrisa cansada y amada.

A ganarme el derecho de ser el recipiente de sonrisas sabias.

Cuando crezca,
mi entrepierna dejara de exigir prioridad,
y mi pecho hará un stop en sus reclamos y escenitas de celos.
Solo me quedaran los recuerdos mejorados por el tiempo.

Cuando duelan las manos,
mas de lo que duelen hoy.
Cuando las piernas comiencen con su huelga de voluntades
Cuando me quede dormido sentado en el sillón.

Me dedicare a contar historias,
entre buñuelos y chocolate.
A ser el anfitrión que nunca he sido.

Cuando renuncie a la guerra.
Cuando plante bandera,
y diga hasta acá llegué, estuvo bien,
ha sido un lindo viaje.

Cuando crezca y te recuerde, ya desdibujada tu cara
cuando extrañe tus caricias,
tu voz, tu esencia, ya nunca tu sexo.

Cuando crezca, y esté a punto de irme
quiero sentarme con vos cinco minutos.
Y decirte que te quise.
Que cada parte tuya fue mágica.
Que me mataste estando, pero morí al no tenerte.

Cuando crezca y vaya acelerando el renunciamiento,
quiero que te enteres que te debo la vida.

3 comentarios:

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

"Que me mataste estando, pero morí al no tenerte."
Qué imagen...me encantó el poema todo y me quedé con esa imagen
Un beso.

Enredada dijo...

Realmente nene, me mataste con este poema!!!!
el tiempo, la vida, el amor...
cuantoooooooooooooo
besos!

val dijo...

ehhhhhhh....morí de amor, de ternura y nostalgia.
gracias por escribir tan lindo

adio