En mi infierno, soy el Rey.
En el tuyo, la tabla que te brinda cinco minutos de paz.


Dueño de mis dolores y patrocinador de tus ausencias.

5 comentarios:

Stray Girl dijo...

me gsuta leerte.

*AntagoniSta* dijo...

No hay peor juez que uno mismo, porque nos atribuímos también el cargo de verdugos, y a veces, solemos ser implacables.

Vea, diré que por aquí no pasé, ni tampoco leí este post. Hoy sus letras no encajan con mi buen ánimo.

Saludos, mi querido.

Enredada dijo...

patrocinador de ausencias...
eso
eso
besos

Mrs Magoo dijo...

Está bueno ser dueño, hacerse cargo de lo propio, sólo que por momentos se haría un poquito más llevadero si alguien accediera a ser socio. Y quizás así, ya no habría infierno (esto concuerda con la lógica "Sin Tetas no hay Paraíso")
Bonito post.

Javi! dijo...

Stray girl:
Gracias gracias gracias. Lo mismo digo. Beso

Anta: me parecia que no te había visto pasar.

Ro!: vio, de todo una frase alcanza. como casi todas las cosas. Que bueno es leerte.

Magoo!!!!: dos cosas:
1º por lo general el infierno propio es atractivo para uno mismo, pero destructivo para el que esta al lado.
2º: A mi me parece o vos estas mas depeinada que de costumbre???!!!

Besos abrazos y pellizcos.

GRAZIAZ POR PAZAR, CUIDENZE.