No hay que andar lastimándose al divino gas.-

1 comentario:

*AntagoniSta* dijo...

Mierda... ese verbo "lastimar" ya me dá urticaria...

En fin, a mí el alma me duele barbaridades, y por eso me invento síntomas entendibles para racionales. Funciona perfecto. Si alguien me pregunta qué tengo, puedo decir "reflujo", en vez de "silencio forzado". Así, me encajan una pastilla para los jugos gástricos y yo me la tomo, como si otras aguas no se desbordaran más.

No importa lo que dije, catársis ponele.

Besos, Sr.